Bienvenid@ al área de NUTRICIÓN de Centro Arenas en Sevilla

A continuación te detallamos las razones más comunes por las que venir a visitar a Julia Villar.

10 RAZONES POR LAS QUE ACUDIR A LA NUTRICIONISTA

1: Perder o subir peso

Por circunstancias como malos hábitos adquiridos en la educación nutricional recibida desde niños, como efecto secundario de algún tratamiento, por genética, entre otros motivos, tenemos problemas de peso.

Un profesional de la nutrición puede ayudarte a resolver estos problemas con una dieta personalizada y adaptada a tus necesidades y cambiar así tu estilo de vida consiguiendo un buen objetivo.

2: Enfermedades cardiovasculares, dislipemias, diabetes, hipertensión

Muchas enfermedades crónicas en el adulto se originan por la exposición a múltiples factores de riesgo a lo largo de la vida, algunos de los cuales comienzan ya en el útero o en la primera infancia. Dos de esas enfermedades son la obesidad y el síndrome metabólico (SM), las cuales se han convertido en un serio problema de salud pública en nuestro país. Estas son entidades clínicas complejas y heterogéneas con un fuerte componente genético, cuya expresión está influida por factores ambientales, sociales, culturales y económicos, entre otros.

El incremento paralelo de la frecuencia de la obesidad y del síndrome metabólico es un fenómeno mundial. La prevalencia del SM varía en función de la edad, el sexo, el origen étnico y el estilo de vida.

El principal problema del SM radica en que es debida a múltiples factores de riesgo como un desarrollo fetal o crecimiento en la infancia inadecuados, diversas circunstancias socioeconómicas adversas en la infancia y una gran variedad de factores socioeconómicos y de conducta en la vida adulta como por ejemplo la inactividad física.

El nutricionista sabe cómo hacer que tu alimentación ayude al tratamiento de estas enfermedades ganando así salud y un mejor estilo de vida.

3: Malos hábitos alimentarios

Para adquirir un buen hábito, cuando el que tenemos ya no sirve o entendemos que termina siendo perjudicial para nosotros, debemos tener en cuenta ciertos aspectos:

  • ïActitud: es importante tener el convencimiento de que queremos cambiar nuestros hábitos porque es lo que necesitamos para nuestro bienestar.
  • ïMotivación: Cambiar un hábito no es fácil, por lo que es muy importante que realmente queramos cambiarlo, y confiemos en que podemos hacerlo.
  • ïInformación: para favorecer el cambio, es recomendable informarnos sobre los beneficios que reporta el hecho de llevar a cabo ese esfuerzo. Los cambios visibles pueden tardar en aparecer, por lo que debemos tener clara esta información para no desanimarnos y abandonar.

Evitando así llegar al extremo de sufrir enfermedades o trastornos hormonales por la mala alimentación. 

4: Intolerancias alimentarias

¿Notas que algún alimento no es bueno para ti? ¿Te han diagnosticado una alergia o intolerancia y no sabes qué comer? Lo normal cuando padeces una alergia o intolerancia es que notemos un malestar en nuestro organismo que haga que poco a poco vayamos retirando productos de nuestra alimentación. En ocasiones no sabemos que podemos comer exactamente y, posiblemente, la única respuesta que has encontrado a tus problemas es una lista genérica que te han dado con los alimentos que no puedes comer.

Mi trabajo como dietista – nutricionista es centrarme en lo positivo y ayudarte a descubrir, no sólo aquello que no debes comer para que te sientas mejor, sino todo aquello que SI puedes comer para lograr tener una alimentación saludable y adaptada a tu situación particular, que te ayude a mejorar tu calidad de vida.

Este servicio está pensado para todas aquellas personas que tengan intolerancia a la fructosa y/o sorbitol, intolerancia a la lactosa, intolerancia al gluten o celíacos, personas con déficit DAO, alegría a la LTP, a la proteína de cualquier otro alimento o para los alérgicos a múltiples alimentos. Sea cual sea tu caso, buscaremos la alimentación más adecuada para tus circunstancias. ¡Déjame ayudarte y empieza a notar los beneficios en tu organismo!

5: Nutrición deportiva

El deporte y la alimentación deben ir ligados de la mano si realmente se quieren obtener buenos resultados deportivos. Por eso, si eres deportista profesional o amateur, necesitas una alimentación adaptada a la disciplina deportiva que practicas, ya sea para mantener el rendimiento obtenido hasta el momento o para incrementarlo, te brindaré la ayuda necesaria para conseguir tus objetivos deportivos.

La nutrición tiene un papel clave en la el rendimiento deportivo. Una correcta estrategia dietético-nutricional, junto a un plan de entrenamientos bien estructurado y el descanso, son claves para alcanzar el mejor rendimiento, mejorar la recuperación, conseguir la composición corporal adecuada para cada actividad deportiva, prevenir lesiones y mantener una buena salud del deportista.

6: Educación nutricional

La educación alimentaria proporciona información, conocimientos y capacitación en nutrición. Es, por tanto, todo un éxito cuando se logran cambios significativos en los comportamientos y prácticas alimentarias. En este sentido, podemos hablar de las estrategias educativas que tienen como objetivo instruir de forma voluntaria conductas relacionadas con la alimentación. Éstas son favorables para la salud, el bienestar del cuerpo y la mente del ser humano. La educación alimentaria busca que las personas tomen decisiones acertadas en cuanto a su alimentación, e involucra a la familia, a las escuelas y a la comunidad.

7: Dieta Vegetariana, vegana o crudivegana

Muchas veces tomamos decisiones por ideología, por colaboración con el medio ambiente o simplemente porque sí. Pues es el mejor momento para ponerte en manos del nutricionista para realizar esos cambios en tu alimentación sin que te deriven en déficits alimentarios, haciéndote menús saludables darte ideas y hacerte la vida mucho más fácil. 

8: Embarazo y lactancia

Estos son momentos muy importantes en la vida de la mujer, hay muchos cambios en el cuerpo y muchas necesidades que cubrir. Es fundamental que el nutricionista forme parte de estas etapas para ayudarte a llevar una alimentación equilibrada y saludable. 

9: Nutrición infantil y adolescente

Tener hábitos de vida saludables para niños y jóvenes es primordial para un excelente crecimiento y desarrollo. Por eso, acompañamos a niños, adolescentes y sus familias a aprender a tener una alimentación sana y consciente. El sedentarismo es un problema habitual hoy en día y tenemos que facilitar que los niños hagan actividad física. Por esto y mucho más es bueno acudir al nutricionista y trabajar en equipo para que así la educación nutricional de vuestros hijos no les lleve a enfermedades asociadas a la obesidad. 

10: Enfermedades digestivas

Existen enfermedades como la colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, SIBO (sobre crecimiento bacteriano intestinal), histaminosis alimentaria, candidiasis intestinal… En todos estos momentos es de vital importancia acudir al nutricionista para que te ayude a solucionar todos estos problemas de salud que no te dejan hacer vida normal y hacen que la vida social sea difícil y en algunos casos imposible. Confiar tu salud en un profesional de la nutrición será una gran decisión para que te ayude a solucionarlos y llevar una alimentación sana y equilibrada. 

 

Mejorar hábitos de vida a través de la educación nutricional de la mano de un DN que te facilitará herramientas para mejorar tu salud y la de los que te rodean en aspectos como:

    • Aprender a interpretar etiquetas de productos alimentarios del supermercado
    • Cómo distribuir las comidas
    • Organizar tu compra
    • Incorporar nuevas recetas
    • Realizar buenas combinaciones para tener mejores digestiones
    • Realizar sustituciones de un alimento por otro
    • Identificar opciones saludables en la carta de bares y restaurantes
    • Tener alternativas saludables en fines de semana y vacaciones
    • Aprender a diseñar tu menú semanal
    • Aprender a planificar para optimizar tu tiempo en la cocina

 

Nutricionistas: mitos vs realidad

Existen muchos mitos o creencias en torno a la labor de los nutricionistas, por este motivo, es importante resolver brevemente aquellos que están más generalizados:

  • Un nutricionista solamente te va a ayudar a bajar de peso”: ¡mentira! Eso es solo uno de los objetivos, porque un nutricionista también te puede ayudar a aumentar y definir tu masa muscular, mejorar el rendimiento deportivo, controlar la retención de líquidos, mejorar tu digestión o enseñarte a comer bien para mejorar tu calidad de vida.
  • Los planes nutricionales recomendados son estrictos y monótonos”: no te lo creas, un buen nutricionista adaptará y personalizará tu alimentación en función de tus hábitos, objetivos o gustos.
  • No quiero estar continuamente siguiendo una dieta”: la idea no es que debas seguir una dieta durante toda la vida, sino que aprendas y adoptes unos hábitos alimentarios saludables.
Julia Villar

Julia Villar te atenderá en Centro Arenas encantada para cualquier consulta. También consulta online. Conócela mas aquí

WhatsApp chat